Maristella Svampa 19.04.2019. A partir del avance del neo-extractivismo al que se ven sometidos diferentes territorios de nuestro país, Maristella Svampa analiza las modificaciones y consecuencias socioecológicas de este modelo de mal desarrollo desde la experiencia vivida en su pueblo natal, Allen, en el Alto Valle de Río Negro y que cuenta en su último libro “Chacra 51” (…)

 

Chacra 51: Antropoceno, fracking y la vuelta al páramo

Entrevista AL DORSO | Maristella Svampa (19.04.2019) 

DESCARGAR AUDIO 1 AQUÍ

DESCARGAR AUDIO 2 AQUÍ

DESCARGAR AUDIO 3 AQUÍ

A partir del avance del neo-extractivismo al que se ven sometidos diferentes territorios de nuestro país, Maristella Svampa analiza las modificaciones y consecuencias socioecológicas de este modelo de mal desarrollo desde la experiencia vivida en su pueblo natal, Allen, en el Alto Valle de Río Negro y que cuenta en su último libro “Chacra 51”.

Partiendo de la situación de crisis en términos socioecológicos -como consecuencia directa de la extracción de energías no convencionales a partir de la técnica del fracking-, la socióloga, escritora e investigadora Maristella Svampa utiliza el concepto de “antropoceno” para describir y caracterizar la época actual. Este término refiere principalmente al vínculo del ser humano con el planeta tierr. Durante el holoceno implicó una estabilidad, pero en la actualidad del antropoceno los impactos humanos al planeta se sienten y traspasa un umbral que resulta irreversible para la ecología y que tienen su principal repercusión en términos climáticos.

La propuesta del capitalismo ante este contexto es tecnocrática y gira alrededor de cuatro ejes: la expansión de las energías extremas, la mercantilización de las energías renovables, una falsa salida a partir del uso de los bio-combustibles y la geo-ingeniería a través de la intervención del clima. A partir del análisis que realiza Maristella Svampa, esto significa poner a la ciencia como remedio a los desastres del capitalismo, sabiendo que tendrían además efectos colaterales.   

Ante este panorama, Maristella Svampa hace hincapié en que hace tiempo no hay discusión sobre las alternativas a este modelo que posiciona a distintos países como economías alternativas dentro de la división internacional del trabajo. Agrega además que se genera una geopolítica del antropoceno en la que los países más poderosos cumplen un rol principal, pero también entran en vinculación aquellos que se encuentran en vías de desarrollo.

Resulta de este análisis la necesidad de generar cambios en los modelos de consumo a partir de una mirada más integral en la que se tenga en cuenta la matriz de extracción y de producción que tiene consecuencias devastadoras para el planeta, pero también el modelo de consumo y de distribución. Ante esta perspectiva, la responsabilidad recae en la totalidad de los países, más allá del rol primario o secundario que ocupen.

26