La lucha con el extractivismo no se trata sólo de una lucha ambiental. Es una acción que cuestiona el paradigma de (supuesto) desarrollo, interpela al poder político y económico y desnuda los límites conservadores de la democracia actual. Una lucha que, de manera literal, es por la vida. El modelo extractivo está tragando vidas. Y el Gobierno Nacional está al tanto de eso y hace caso omiso del caso. El modelo exige sangre y el Gobierno está dispuesto a pagarla.

Darío Aranda

 

“Agobiados por los monocultivos, las consecuencias de las fumigaciones y la creciente inseguridad alimentaria, nos planteamos la necesidad de pensar nuevos modelos agrícolas para nuestra América Latina. Los que nos han impuesto y sufrimos actualmente, son el modo en que el capitalismo globalizado, a través de las empresas transnacionales, aplica en nuestros países creando nuevas situaciones de dependencia colonial: modelos extractivistas y de agro exportación y con ellos, la primarización de nuestras economías y la producción masiva de commodities. Necesitamos hallar los elementos intelectuales que nos permitan visualizar y enfrentar estas nuevas situaciones; necesitamos repensar las relaciones de la ciudad y el campo en épocas de globalización; demostrar que el avance de los Agronegocios y de los modelos de agricultura industrial con cultivos transgénicos, no son ineludibles como se nos enseña y se los naturaliza mediante la colonización pedagógica y académica. Necesitamos tomar conciencia de que estos roles que nos fueran asignados por los mercados globales, configuran una agresión a la identidad cultural de nuestros Pueblos, al arraigo de las poblaciones, a sus patrimonios alimentarios y sus posibilidades inmediatas de supervivencia en una sociedad transcolonizada por las corporaciones”

Jorge Rulli

Darío Aranda

Argentina es una tierra arrasada por el agronegocio.
Archivo Al Dorso (Audio 26.03.2011)

Jorge Rulli

Entrevista realizada por Al Dorso el 30 de junio de 2012
Archivo Al Dorso