El fracking consiste en la extracción de petróleo crudo o gas natural encerrado dentro de rocas no porosas o arenas compactas (distinto al convencional que se nuclea en amplias yacimientos de arenas y piedras porosas). Su extracción, consiste en una ruptura de las pizarras por el método de explotación controlada, y luego para mantener abiertas las grietas producidas se introduce agua presionada conteniendo arenas especiales (o generadas por la industria de la cerámica) y productos químicos de alta potencialidad contaminante.

4