Al Dorso 17.06.2017.
Hace mucho, mucho tiempo todo el mundo contaba cuentos. Las fábulas y las historias de fantasía,  / eran más importantes /que las simples mercancías (…)

 

La increíble historia de las perdices que comieron felices

Martín Crespi | Pachamamita Libros 

Audio AL DORSO PARA DESCARGAR
Locución: Facundo Gutiérrez Galeno / Andrea Decastelli

 

Hace mucho, mucho tiempo todo el mundo contaba cuentos.

Las fábulas y las historias de fantasía,  / eran más importantes /que las simples mercancías!

Los duendes se divertían haciendo travesuras, riéndose a carcajadas de sus disparatadas aventuras.

Las hadas con alas de mariposa sonreían y danzaban, para la gente curiosa.

Las brujas hacían en sus ollas unos hechizos tan infalibles, que hasta los ogros se volvían unos seres sensibles.

Y así las leyendas, los mitos y los relatos se contaban por las noches y a cada rato.

Por arte de magia, las calabazas se transformaban en inmensas carrozas, mientras las princesas más ansiosas se la pasaban besando sapos de forma muy graciosa!

La comida se preparaba con alimentos frescos y sanos que se conseguían con facilidad en los lugares más cercanos.

Por lo general los finales siempre eran felices cuando alguien se comía algunas perdices.

Pero poco a poco la magia se fue perdiendo y las ilusiones se fueron desvaneciendo…

Los mundos de fantasía fueron desplazados por las simples mercancías.

Los hechizos de las brujas resultaban incomibles y los ogros volvieron a sentirse unos seres horribles.

Los duendes dejaron de hacer sus divertidas travesuras y las hadas ya no bailaban, se sentían pataduras!

Así aparecieron algunas enfermedades trágicas que ni siquiera se curaban con las varitas mágicas.

Todo se compraba en los supermercados y solo se comían esos productos super-procesados.

Ya nadie cocinaba con alimentos locales, ni se respetaban los saberes ancestrales.

Para evitar los miedos y los ataques de pánico, todos prefirieron consumir sus propios alimentos orgánicos.

¡Que por supuesto, resultaron ser mucho más ricos y sanos!

Los duendes retomaron las antiguas travesuras y pronto comenzaron sus alocadas aventuras!

Las hadas con alas de mariposa, volvieron a danzar y a bailar de forma maravillosa.

Los hechizos de las brujas fueron nuevamente irresistibles y los ogros cambiaron el ánimo de una manera increíble!

Ya nadie elegía esos comestibles ultra procesados! Porque todos preferían alimentos diversos y variados.

– Siempre es mejor comer sano y con alegría, y nunca olvidarse de la agroecología.

Dijeron al terminar esta historia unas perdices, que por fin ellas pudieron comer tranquilas y felices.

 

33