Franco Ciancaglini 23.07.2016.
Las fincas y sociedades que lle­nan el mapa del norte de Salta llevan el sello de la familia Macri. Distintas firmas de amigos como Nicolás Caputo, de socios como Eduardo Elsztain y de la empresa familiar SOCMA aparecen en de­claraciones juradas, catastros provinciales y rumores norteños en dos departamentos que limitan con Bolivia y Paraguay y, hacia adentro, con Chaco y Formosa.

 

Tierras VIP

Al Dorso (23.07.2016)

Las fincas y sociedades que lle­nan el mapa del norte de Salta llevan el sello de la familia Macri. Distintas firmas de amigos como Nicolás Caputo, de socios como Eduardo Elsztain y de la empresa familiar SOCMA aparecen en de­claraciones juradas, catastros provinciales y rumores norteños en dos departamentos que limitan con Bolivia y Paraguay y, hacia adentro, con Chaco y Formosa. Son los es­tratégicos departamentos de Rivadavia y General San Martín. En esa zona de triple frontera estas empresas declaran que pro­ducen porotos y soja, productos que ex­portan a Latinoamérica y a China. Para po­der cultivarlos, pidieron rezonificar para desmontar. Lo lograron, por eso tienen denuncias de pueblos originarios y de Greenpace. Así, afirman sus cuentas, lo­graron facturar millones desde fines de los años noventa.

Las tierras del Newman

En su última declaración jurada, la primera como presidente, Mauri­cio Macri declara la co-titularidad de 373 hectáreas en el Departamento Riva­davia, Salta, adquiridas en 2015, plena campaña presidencial.

El Presidente declaró que el campo tie­ne 7.736.131 metros cuadrados, es decir al­rededor de 373 hectáreas, y que él posee el 18,69% de la propiedad. La compra quedó registrada en la cédula parcelaria 5.465 del catastro salteño, donde figuran el resto de los socios propietarios.

Entre ellos están:

  • Nicolás Caputo, amigo y socio del Presi­dente y contratista récord del Gobierno de la Ciudad.
  • José María Torello, actual jefe de asesores del gobierno, y su hermano Pablo Torello, actual diputado nacional de Cambiemos por la provincia de Buenos Aires.

El resto de los propietarios son: Carlos Fabián De Taboada; Joaquín Labougle; Naon Matías Gaviña; Guillermo Alfredo Benedit y Cristina Torralva, todos de la

banda del Cardenal Newman. Algunos de estos apellidos se repetirán en el resto de las firmas propietarias de ese rincón del Norte salteño.

En tren a El Yuto

a en su primera declaración jurada pública como diputado nacional, Mauricio Macri había incluido su participación en otra firma que tiene una finca en Salta: Yuto S.A., controlada por el Grupo SOCMA Americana.

La finca El Yuto está ubicada en el de­partamento San Martín y abarca unas 20.000 hectáreas, donde se produce soja, poroto negro y granada. Presentado como “un complejo agroindustrial” El Yuto fue comprado en 1997 por el hombre de los Macri en Salta, Alejandro Jaime Braun Pe­ña, para la empresa Yuto S.A., de SOCMA.

La finca El Yuto fue puesta en marcha al mismo tiempo que Franco Macri se asocia­ba con el grupo Sanhe Hopefull Grain & Oil -el principal productor de aceite de soja de China- para la explotación del ferrocarril Belgrano Cargas. Este tren, que pasa por 13 provincias y traza “la ruta de la soja”, fue administrado por un consorcio integrado por el Grupo Macri, Roggio, Emepa y tres sindicatos: el de Camioneros, liderado por Hugo Moyano, La Fraternidad y la Unión Ferroviaria, por entonces comandada por José Pedraza. De hecho, su esposa, la con­tadora Graciela Isabel Coria fue presidenta de Belgrano Cargas en el inicio de esta ges­tión privada.

Formalmente el tren funciona desde 2006 y por decreto. Pero en 2012 la admi­nistración kirchnerista les sacó la conce­sión del Belgrano Cargas a Macri y los sin­dicalistas.

Hoy en manos del Estado nacional, la última comunicación respecto del ferroca­rril data de hace muy poco: el martes 26 de abril de 2016 una circular del Ministerio de Transporte anunció la reactivación del ra­mal a Chile. Según el ministerio liderado por Guillermo Dietrich, “la reactivación de este ramal es determinante para la indus­tria minera argentina”.

Macri dejó de declarar su participación en Yuto S.A. a partir de que asumió la jefa­tura del gobierno porteño. La empresa si­gue siendo controlada por SOCMA y sus acciones pertenecen a los hermanos Macri y sus hijos.

Cuchuy desmonta

uy cercana a El Yuto está la finca Cuchuy, que abarca cerca de 10.000 hectáreas. Al igual que El Yuto, la firma aparece en el informe de desmontes de la oenegé Greenpeace que denuncia a los propietarios por “no respetar la ley fo­restal y llevar adelante un enorme des­monte para cambiar bosques por soja”.

En este informe se revela que la finca es propiedad de Alejandro Jaime Braun Peña, el mismo quen compró El Yuto para Fran­co, y que en el directorio de Finca Cuchuy S.A. también figura Pablo Clusellas, actual secretario de Legal y Técnica de la Nación, y otras empresas ligadas al grupo familiar SOCMA, como Salta Cotton S.A., Latin Bio S.A., Cremer y Asociados S.A., Hierros S.A. y Sideco Americana S.A.

El pozo de Elsztain

l campo de Macri y sus ex compa­ñeros del Newman coincide geo­gráficamente con un emprendi­miento agrícola de Cresud, empresa de Eduardo Elsztain.

Cresud es la dueña del 37,4% de IRSA, firma conocida en Buenos Aires porque controla casi todos los grandes centros co­merciales porteños, como Alto Palermo, el DOT, Patio Bullrich y Buenos Aires Design.

La conexión entre Ciudad y Salta sigue: el 10 de enero de 2012, durante la gestión de Federico Sturzenegger, el Banco de la Ciudad le otorgó a Cresud un préstamo a cinco años con una tasa del 6% por un total de 20 millones de dólares para convertir su campo Los Pozos -de unas 15.934 hectá­reas- de ganadera a agrícola.

La firma Cresud tiene en total de 371.639 hectáreas en los departamentos Anta y Ri­vadavia, de Salta.

Desde el sur al norte

a quinta huella de los Macri en Sal­ta se remonta a 1999, dos años después de la compra de El Yuto, y tiene como protagonista a una de las em­presas líderes del departamento San Mar­tín: Desdelsur S.A.

Breve historia de esta empresa:

  • En 1999 Desdelsur fue comprada por SOCMA, que integraba un grupo de in­versión junto a otras empresas.
  • De ese grupo de inversión se retiró en 2002 para hacer negocios en Brasil.
  • Desde entonces Desdelsur quedó en manos del Grupo Galicia, a través de su variante Galicia Capital Markets, hasta 2004. Ya en 2005 no figura en los balan­ces del Banco. No especifica a quién fue vendida.
  • El mismo año Franco Macri anunció una “inversión de agricultura intensiva en Salta” de frutas y hortalizas, con una inversión inicial de 54 millones de dóla­res y por un total de 360 millones, des­tinados a “tecnología” y con “financia­miento israelí”.
  • Hoy Desdeelsur declara 140.000 hectá­reas propias, de las cuales 26.000 están en producción.
  • Dos apellidos la ligan a la familia Macri: Labougle y Benedit, copropietarios con Macri de las tierras en Rivadavia. For­maron y forman parte de la planta de la empresa.

 

  • Cruzar datos, interpretar declaraciones juradas y contrastar apellidos no siempre alcanza para verificar el rumor popular, que en el Norte se repite: Salta es tierra macrista.

 

 

 

52